Posteado por: rubenjerico | Domingo, 11 julio, 2010

Caminos comunicativos y tácticas fructíferas

¿Cuáles son los principales caminos comunicativos hacia el ciudadano/cliente? ¿Cuáles pueden ser los más eficientes? ¿Existe margen para la innovación? ¿Cómo aplicar la estrategia a estos niveles? ¿Dónde empieza y dónde acaba la frontera entre lo social y lo persuasivo? ¿Qué prometen las plataformas online en relación a su esfuerzo en mantenerlas actualizadas? ¿Y las plataformas sociales?

Un aforismo latin dice así: “Gutta cavat lapidem, consumutur anulus usu”. La traducción se puede interpretar de la siguiente manera: La gota de agua agujerea la piedra, no por su fuerza, sino por su constancia al caer.

Recuerdo haberla interpretado durante mi formación en historia de la filosofía hace ya algunos años. Entonces, carecía de sentido y de aplicación pero, hoy por hoy, me parece que es plenamente aplicable a la comunicación de marca y a la gestión del posicionamiento o de las percepciones.

Es clave pensar que necesitamos utilizar caminos diversos para llegar a impactar en la ciudadanía. La clave siempre son las proporciones, en el mundo privado para garantizar el ROI (Return Over Investment) y en el público para intentar asegurar la continuidad. El equilibrio nos proporcionará coherencia y las nuevas apuestas nos aportarán sorpresas, para bien o para mal pero sorpresas.

Entrando en materia, podemos clasificar los canales en dos grupos según su tipología: internos y externos. Os expongo una relación fruto de la disertación de una monografía formativa de Teresa Baró:

–          Newsmaking
–          Visual scene
–          Off line Publication
–          Online Publication
–          Individual Attention
–          Ceremony
–          Sponsorship
–          Intranet
–          Advertising
–          House organ

Esta clasificación no pienso que sea correcta ni incorrecta, es una manera segmentada de entender la comunicación aplicada a una realidad. Probablemente, unificaría algunas categorías y incluiría de nuevas pero más allá de la anécdota táctica, es preciso marcar las fases para llegar a hacer efectiva esta comunicación.

  1. Análisis de la situación:
    1. Segmentar el plan estratégico para definir la fase del mismo en la que nos encontramos.
    2. Ser crítico con el plan estratégico y readaptarlo a la realidad actual anotando los motivos y dejando las versiones anteriores visibles.
    3. Describir el punto de inicio y destino final deseado.
  2. Definición táctica:
    1. Selección de los públicos objetivo.
    2. Selección de los mensajes clave.
    3. Temporalización de las líneas estratégicas.
  3. Acción:
    1. Definición de los indicadores de éxito.
    2. Escoger los canales a utilizar para cada acción.
    3. Plantear los puntos de evaluación, fijando si es necesario los intermedios.
    4. Elaborar la previsión de consumo de recursos.
  4. Learning by doing

Cambiando de tercio, la frontera entre la comunicación social y la persuasiva radica en la naturaleza de sus objetivos. Lo sé, generalmente, es muy difícil aclararlo desde el exterior salvo suma obviedad.

Como siempre, el equilibrio siempre es el mejor punto de encuentro y sobretodo nunca hay que subestimar la inteligencia del cliente/ciudadano, porque donde la de estos no alcance se ocuparán de complementarla la inteligencia social (impulsada por la competencia/oposición o por el resto de los individuos que componen los colectivos objetivo).

Sobre los canales y plataformas online, podríamos hablar largo y tendido, pero la respuesta va ser breve: Vale la pena el consumo de recursos siempre y cuando esté bien planteado (puntos 1 y 2 de la lista anterior).

Ahora bien, digo siempre entendiendo que los públicos objetivo están situados dentro de las franjas de edad de uso de Internet y que están ubicados en núcleos poblacionales dotados de infraestructuras de acceso.

Sobre las redes sociales hay un slogan publicitario que me gusta utilizar: “la potencia sin control no sirve de nada”. Por lo tanto, hay que tener mucho cuidado con estas herramientas tan potentes por que en malas o inexpertas manos pueden hacer más mal que bien.

Espero vuestras aportaciones, mientras tanto un saludo.

Rubén Jericó
Comunicación Estratégica


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: